Home Local Vigilia en La Alboraya contra la instalación de antena telefónica

Vigilia en La Alboraya contra la instalación de antena telefónica

by Redacción Karoline.info

Residentes llevan dos días ubicados frente al lugar de emplazamiento, en protesta por este proyecto que consideran “riesgoso para la comunidad”.

Sentados frente a un agujero en el suelo llevan más de 24 horas varios vecinos del barrio La Alboraya, en Barranquilla. El orificio, de cerca de tres metros de profundidad, es el lugar en el que, el pasado lunes, un grupo de obreros inició la instalación de una nueva torre de telecomunicaciones. En contra del emplazamiento de esta estructura, la cual consideran arbitraria y riesgosa, los residentes de este sector se declararon en vigilia, y manifestaron “que no se moverán” hasta que se suspenda la obra.

Esta torre de telecomunicaciones, que –denunciaron los vecinos– será utilizada por un operador de telefonía móvil, tiene alterados a los residentes de este sector de La Alboraya, precisamente en la calle 9C con carrera 40. Tanto, que desde el pasado lunes a las 8:00 a.m., iniciaron las jornadas de vigilancia cuyo objetivo es el de “no despistarse” frente a la posibilidad de que –de la noche a la mañana– “les instalen la antena”.

En un documento entregado a los manifestantes en La Alboraya, la Secretaría Distrital de Planeación indica que la licencia de la torre pertenece a la empresa Tower3 S.A.S. y cuya ubicación aparece en el barrio El Campito. Pero, en una actualización de la anterior resolución, mencionada en el mismo papel, el representante legal solicitó el cambio de coordenadas de instalación de la torre, a la carrera 8H #40-41, dirección que –denunciaron los vecinos– “no existe”.

“sin avisar”. Según comentaron los residentes de esta zona, los encargados de instalar la antena llegaron “sin ningún tipo de aviso ni señalización” a excavar el orificio donde “planean instalar las bases”. “Nos opusimos a la construcción porque en la explicación que nos quisieron dar, con documentos en mano, hablaban de otra dirección –que no existe– y que este era supuestamente el barrio El Campito, cuando este punto es La Alboraya”, denunció César Carreño, uno de los vecinos que ha ejercido labores de vigilancia frente a la posible ubicación de la antena.

Justamente en el barrio El Campito, en el pasado mes de agosto, vecinos denunciaron la supuesta instalación ilegal de una antena telefónica en la zona, además de la “inexistente socialización” de estos trabajos. Denuncia que –tres meses después– coincide con lo manifestado por los habitantes de La Alboraya, quienes también aseguran que “nunca se les fue socializado el proyecto de instalación de una antena en esa dirección”.

En Barranquilla, la Secretaría de Espacio Público informó que de las 586 antenas instaladas en diferentes puntos de la ciudad, solo 129 tienen contratos de aprovechamiento de espacio público vigentes, es decir que 457 carecen, presuntamente, de los permisos requeridos, por lo que la evasión del pago por estas estructuras “es alta”.

Frente a la socialización del proyecto, Luis Carlos Guzmán, un adulto mayor del sector, denunció que “ya habían ido hace un año y medio” a instalar la antena, pero que fue la misma gente del barrio la que se opuso y “rechazó” el inicio de las obras. “Sin que nadie se lo esperara, y sin avisar, llegaron todo ese tiempo después a instalar la antena. Nosotros nos oponemos, por todos los riesgos a la salud que eso implica”, manifestó.

Al respecto, el secretario de Planeación Distrital, Pedro Pablo Oliveros, aseguró que “las antenas que se instalan en la ciudad cumplen las normas y los decretos distritales, las cuales cuentan con estudios pertinentes antes de ser autorizadas”.

“La comunidad reacciona porque cree que estas antenas hacen daño, pero la Corte Constitucional dijo que eso no está comprobado, pues en todo el país se están autorizando estas estructuras”, agregó Oliveros.

Además de manifestarse en contra de la instalación de la antena, los residentes denunciaron haber sufrido “agresiones” por parte de la Policía, quienes acudieron al lugar de los hechos a “acompañar” a los obreros que empezaron los trabajos, según manifestaron. Frente al orificio, 24 horas después del incidente, al menos dos adultos mayores y varias mujeres dicen haber sido agredidos por las autoridades, que acudieron junto al comandante de la estación de Policía del barrio Simón Bolívar, el capitán Alejandro Martínez.

FUENTE EL HERALDO

Related Articles

Leave a Comment