Home Economía Toque de queda, militarización y ley seca en Bogotá por desmanes

Toque de queda, militarización y ley seca en Bogotá por desmanes

by Redacción Karoline.info

El alcalde Enrique Peñalosa aseguró que las autoridades tenían información de que se incrementarían los disturbios y saqueos en la capital del país tras la protesta.

El alcalde de la capital, Enrique Peñalosa, un día después del paro nacional del pasado jueves, que dejó un saldo de tres personas muertas en el Valle del Cauca, decretó el toque de queda en toda la ciudad desde las 9 de la noche del viernes y hasta las 5 de la mañana del sábado, mientras que la medida empezaría desde las 8 de la noche del viernes en las localidades de Bosa, Kennedy y Ciudad Bolívar.

La norma se dictó luego de un viernes en que desde temprano continuaron enfrentamientos de los manifestantes y la fuerza pública en varias zonas de la ciudad, en que hubo además saqueos a supermercados, robos de buses, incursiones a viviendas y conjuntos residenciales, afectaciones a estaciones y buses de Transmilenio y el Sitp y bloqueos a troncales del sistema de transporte masivo, lo que generó que miles de ciudadanos tuvieran que caminar gigantescas distancias durante horas, para regresar de sus trabajos a sus casas ante la falta de medios de transporte.

Lea aquí: En video | Vándalos intentaron entrar al Congreso, la Alcaldía y el Palacio de Justicia

Esta situación en medio de las convocatorias que desde las redes sociales hicieron distintos sectores sociales y políticos para continuar este viernes con las protestas del pasado jueves, de manera pacífica, con golpes a las cacerolas como muestra de descontento con el Gobierno, pero los actos vandálicos empañaron las buenas intenciones de los manifestantes en paz.

En rueda de prensa, Peñalosa dijo, además, que la medida se daba debido a que tenían información sobre posibles actos vandálicos que se cometerán en la noche de este viernes en las localidades en mención.

“Nuestra ciudad y nuestra democracia tienen cómo defenderse; hemos sido extremadamente cuidadosos, pacientes. Hemos cuidado la democracia, pero tenemos información de que esta noche van a tratar de seguir cometiendo actos de vandalismo, saqueos, destrucción, que le cuestan decenas de miles de millones de pesos a los ciudadanos”, dijo el burgomaestre.

El alcalde mayor de Bogotá aclaró que la medida que decretó “no es por debilidad, es por autocontrol”.

Lea aquí: Hay una campaña orquestada para generar terror en Bogotá: Peñalosa

Y agregó: “Tenemos destrucción de propiedades privadas y públicas, saqueos, policías heridos. Invito a los ciudadanos a unirnos, que filmemos con nuestras cámaras los actos vandálicos y se los enviemos a la Policía para que identifique a los vándalos. No nos dejemos manipular por la información de las redes sociales que no corresponde a la verdad”.

Hubo excepciones para ciudadanos en los alrededores del Aeropuerto El Dorado y el Terminal de Transportes, y para vehículos de servicio público que estuvieran trasladando viajeros desde el aeropuerto y el terminal.

El último toque de queda general registrado en la ciudad ocurrió el 14 de septiembre de 1977, dictado por el entonces alcalde Bernardo Gaitán, en medio de las protestas del ‘mandato caro’ contra el presidente Alfonso López, quien había subido impuestos y quitado subsidios en medio de otras medidas impopulares. El 8 de marzo de 2001, el exalcalde Antanas Mockus decretó un toque de queda pedagógico para hombres, en la denominada ‘noche de las mujeres’. El 29 de agosto de 2013, el exalcalde Gustavo Petro dictó un toque de queda en Bosa, Suba y Ciudad Bolívar, ante protestas que se presentaban. Y en junio pasado Peñalosa decretó un toque de queda para menores durante la Copa América.

Así mismo, las autoridades anunciaron la ley seca desde el mediodía del viernes hasta el mediodía del sábado y la salida de 4 mil soldados a las calles para apoyar a la Policía en las labores de mantener el orden público.

También en Soacha, Cundinamarca, localidad vecina a la capital, se decretó el toque de queda, que también había sido dictado un día antes, en plenas marchas, en Cali y en Facatativá, Cundinamarca.

Los disturbios

Desde temprano en la mañana se iniciaron los desmanes en Bogotá. Uno de los desórdenes en la capital se produjo en la carrera 7 con calle 12, en el centro de Bogotá, donde se presentaron enfrentamientos entre miembros del Esmad y manifestantes que cubrían sus rostros con capuchas. Los uniformados llegaron al lugar para desalojar a los manifestantes que se encontraban en la Plaza de Bolívar en la tarde con la intensión de adelantar un ‘cacerolazo’, pero estos los atacaron con piedras y palos, por lo que fue necesaria la utilización de gases lacrimógenos.

Le puede interesar: Nuevos enfrentamientos entre manifestantes y el Esmad en Bogotá

Las autoridades también reportaron saqueos a negocios ubicados en la carrera 10 con calle 53 sur, barrio Abraham Lincoln de la localidad de Usme. Allí los policías también fueron atacados.

Otro grupo de vándalos saqueó un supermercado ubicado en el barrio Lucero Bajo, en el sur de Bogotá. En un video grabado por un residente de sector se observa el instante en el que los vándalos que minutos antes se habían apoderado de un bus del Sitp, lo utilizan para ingresar violentamente a las instalaciones del negocio y luego proceden a saquearlo. Al lugar llegaron varios uniformados que tuvieron que hacer disparos al aire y utilizar sus bolillos para intentar controlar la situación.

Las autoridades reportaron que una situación similar se presentó en el sector de Patio Bonito, donde decenas de personas llegaron a otro supermercado, levantaron la reja, ingresaron y hurtaron víveres.

Así mismo, en Ciudad Bolívar una persona le robó el arma de dotación a dos policías que se movilizaban en una moto. Sin embargo, la comunidad del sector ayudó a capturar a la persona y recuperar el arma.

Desde bien temprano igualmente se registraron enfrentamientos entre la fuerza pública y manifestantes, a la altura de la Autopista Sur, los cuales ocasionaron el cierre total del funcionamiento en la troncal de Las Américas y Portal Tunal.

En la autopista Norte hubo bloqueos y problemas de movilidad en la avenida 68 y Transmilenio cerró operaciones en varias estaciones. También hubo ataques a la estación Molinos, donde rompieron los vidrios de los cajeros automáticos.

Los hechos de violencia sucedieron al mismo tiempo en que, también en múltiples puntos geográficos de la ciudad, se registraron manifestaciones pacíficas con ‘cacerolazos’, cánticos, instrumentos musicales, pitos y pancartas.

Peñalosa, además, en la mañana destacó la postura de los ciudadanos que salieron a limpiar los destrozos y pinturas que hicieron vándalos al final de las marchas del jueves: “Invito a los ciudadanos a unirse para recuperar nuestra ciudad de los destrozos. Estoy convencido que somos más los que queremos construir que destruir. Les agradecemos a quienes en Suba, por ejemplo, salieron a limpiar y a recuperar su localidad”.

Así mismo, sobre la carrera 7, en pleno centro de la ciudad, se vieron ciudadanos barriendo, arreglando plantas y limpiando en general el panorama.

 

 

Un agente patea una bomba de humo.

Denuncias contra Esmad

Hubo también denuncias ciudadanas en las redes sociales contra miembros del Esmad y la fuerza pública que habrían cometido abusos a los derechos humanos en varias ciudades.

Una de las imágenes que causaron indignación fue la de una joven retenida el jueves en inmediaciones de la Universidad de los Andes, en el centro de Bogotá, en donde cinco policías la golpearon y la dejaron abandonada inconsciente.

Otra mujer permaneció cerca de 20 minutos sangrando en la cabeza tras ser agredida por un miembro del Esmad. Los hechos se registraron en la Autopista Sur.

Y en el portal de Las Américas, un policía impactó a quemarropa con un lanzagranadas de aturdimiento a un joven que corría por el lugar.

Balance

El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, reportó este viernes en la mañana que tres manifestantes murieron en medio de los disturbios.

“En las últimas horas las autoridades han confirmado la muerte de dos personas en Buenaventura en medio de disturbios y una más en Candelaria, ambos en municipios del (departamento) Valle del Cauca”, dijo.

El ministro aseguró que los fallecidos en Buenaventura murieron en medio de «una intención de saqueo» la noche del jueves a un centro comercial al que la fuerza pública «acudió a hacerle frente».

Trujillo aseguró que a la zona se desplazó una comisión de la fuerza pública para «analizar de primera mano los procedimientos realizados» por los uniformados en medio de los enfrentamientos.

El funcionario no dio detalles sobre el fallecido en Candelaria, a unos 93 kilómetros de Buenaventura, aunque una fuente del ministerio dijo a la agencia de prensa ‘AFP’ que también se produjo en medio de disturbios.

El jefe de la cartera aseguró que las autoridades abrieron 11 indagaciones preliminares por «posibles actuaciones irregulares» de miembros de la policía contra manifestantes en Bogotá, Cali, Manizales y Cartagena.

Aunque las autoridades reiteraron el carácter mayoritariamente pacífico de las movilizaciones, al cierre de la jornada se presentaron fuertes enfrentamientos entre la fuerza pública y los manifestantes, que dejaron 122 civiles con heridas leves y 151 miembros de la fuerza pública lesionados, según el balance oficial.

También hubo 98 capturados.

 

FUENTE EL HERALDO

Related Articles

Leave a Comment