Home Nacional Reunión de Uribe, Petro y Farc terminó sin acuerdo sobre reforma a la JEP

Reunión de Uribe, Petro y Farc terminó sin acuerdo sobre reforma a la JEP

by Redacción Karoline.info

Esta propuesta del Centro Democrático para establecer condiciones especiales en el juzgamiento de miembros de Fuerzas Armadas sigue en estado crítico.

Matemáticamente los tiempos no dan para aprobar el acto legislativo que crea una sala de juzgamiento para militares y policías en la JEP. Sin embargo, las distintas bancadas intentan encontrar alternativas para agilizar la discusión y sacarla adelante.

La resistencia que genera el proyecto en un importante sector de esa célula legislativa hizo que fuera necesario suspender la discusión para reunirse por más de nueve horas en la Presidencia del Senado de la República en busca de consensos.

El encuentro dejó varias fotos históricas, con oficialismo y oposición sentados en la misma mesa tratando de hallar alternativas, pero además con irreconciliables debatiendo la iniciativa.

El encuentro que no se produjo en La Habana entre el uribismo y las Farc se logró en el Capitolio Nacional. El expresidente Álvaro Uribe Vélez estuvo en una extensa jornada liderando la defensa del acto legislativo y expuso sus argumentos ante unas Farcdesarmadas y convertidas en partido político.

“No hay un acuerdo, pero por primera vez los máximos dirigentes del Centro Democrático aceptan sentarse a conversar acerca de la Jurisdicción Especial para la Paz, lo cual tiene intrínseco ya un reconocimiento de la exigencia de esta jurisdicción”, destacó el senador Julián Gallo o Carlos Antonio Lozada.

Fue una reunión muy tensa en la que, en varios momentos, varios de los asistentes estuvieron a punto de abandonar la sala, pero al final acordaron redactar un nuevo texto que plantearía otros caminos para lograr el mismo objetivo. Ampliar el número de magistrados y cambiar el mecanismo de elección de los mismos es una de las opciones que cobra más fuerza y a la que el uribismo no se opone del todo, ante las escasas opciones que tiene la creación de una sala especial.

“Ese es uno de los puntos: tener unos magistrados que se garanticen por sus conocimientos y por su origen imparcialidad. Otro de los puntos es que no puede ser que haya este incentivo a que los militares se autoincriminen, porque les dicen: si usted reconoce una culpa no va a la cárcel. La otra cosa que hemos propuesto es que los militares condenados puedan tener una libertad condicional que se consiga con el cumplimiento de unas condiciones y les permita estar menos tiempo en la cárcel”, dijo Uribe.

En resumen, las líneas rojas del Centro Democrático son que se garantice imparcialidad, un tratamiento diferencial a los militares y buscar que no existan los que llama incentivos para la autoincriminación.

En el caso de los defensores del acuerdo de paz no cederán en puntos específicos. El senador Roy Barreras explicó que “está claro que ese intento de crear una JEP paralela no tiene ninguna viabilidad. Se está trabajando exclusivamente sobre la posibilidad de reforzar la JEP con algunos magistrados nuevos que, entre otras cosas, hacen falta”.

El senador Armando Benedetti indicó que el acuerdo consistiría en un solo artículo para crear varias salas para tener en cuenta las conductas de los militares dentro del conflicto y tramitar posteriormente una ley estatutaria que permita establecer temas como el número de magistrados.

Los votos decisivos serán los de los senadores Luis Fernando Velasco, Fabio Amín y Miguel Ángel Pinto, del Partido Liberal, quienes podrían inclinar la balanza hacia cualquiera de los dos lados. El Gobierno por su parte dejó claro que acompaña el proyecto.

Solo hasta este miércoles habrá claridad sobre el alcance de la propuesta y si finalmente se avala para que el debate llegue a la Plenaria del Senado. Pese a esto, con calendario en mano, parece imposible que se consiga el objetivo.

Related Articles

Leave a Comment