Home Local Largas filas para inscribir cédula en el último día de zonificación

Largas filas para inscribir cédula en el último día de zonificación

by Redacción Karoline.info

La Registraduría Nacional informó que los puntos habilitados para zonificar estarán abiertos hasta las 8:00 de la noche en centros comerciales y hasta las 5:00 de la tarde en las sedes de la entidad.

En Barranquilla y su área metropolitana, cientos de personas hicieron largas filas para realizar el proceso de zonificación de cédula, en el último día que dispuso la Registraduría para tal fin.

Durante la tarde del martes, en la capital del Atlántico se presentaron aglomeraciones en la sede de la Registraduría ubicada en la calle Murillo y en el puesto habilitado para cumplir con este proceso en el centro comercial Metrocentro.

Los ciudadanos que se preparan para votar en las próximas elecciones de octubre coinciden en que esperaron hasta el último día, porque sus obligaciones personales y laborales les impidieron hacer el proceso antes.

“Afortunadamente nos dividieron para que los de la tercera edad y las mujeres con niños pudiéramos hacer el proceso sin tener que aguantar el sol y la larga fila que está afuera”, aseguró Álvaro Del Valle, quien vive en el barrio El Hipódromo en Soledad, pero dijo que prefiere votar en Barranquilla.

Mientras que Juan José Niebles, de 19 años, quien ejercerá por primera vez su derecho al voto, afirmó que cambió su sitio de votación por uno más cercano de su vivienda.

En la sede de la Registraduría en Soledad también hubo largas filas al termino de la jornada. Casi toda una manzana fue ocupada por más de 200 personas; algunas de ellas señalaron que tenían varias horas intentando ingresar hasta la entidad, y que les preocupaba el paso del tiempo, porque solo hasta las 6:00 de la tarde estaba disponible la atención.

Lea además: Vecinos de Villa Campestre denuncian posible caso de trashumancia

“Por descuido no lo hice antes. Vengo a cambiar mi sitio de votación, porque aparezco en Barranquilla”, señaló Silvana Morales, habitante de Villa Katanga, en Soledad.

posible trashumancia. Residentes de Villa Campestre, en Puerto Colombia, alertaron a las autoridades sobre un posible caso de trashumancia.

De acuerdo con la información de los vecinos, en el centro comercial Le Champs, punto habilitado para inscripción de cédulas,unas 30 personas, que al parecer venían del barrio La Manga de Barranquilla, se presentaron a este lugar para zonificar la cédula.

El número de personas que llegó en un bus llamó la atención de los vecinos de Villa Campestre que también hacían la fila y decidieron averiguar de dónde provenían.

“Al intentar hacer la inscripción arrojó que los documentos estaban inscritos en Barranquilla”, dijo Francisco Salcedo, miembro de la Junta de Acción Comunal de Ciudad del Mar.

 

La playa que separa el mar de la vía se ha reducido en varios de los tramos hasta en dos metros. Obreros de la concesión han instalado varios espolones en la zona.

El mar no le da tregua a la vía Barranquilla- Ciénaga. Desde hace un par de meses varios tramos de los kilómetros 17 y 18 de la Troncal del Caribe se han visto afectados con la erosión costera, lo que amenaza con derrumbar parte de la carretera interdepartamental, según usuarios de la vía.

No es la fuerte brisa lo que hace que el asfalto se encuentre húmedo. Se trata de las mismas olas del mar que llegan hasta el área que bordea la carretera, y cuando chocan contra la estructura sobrepasan el nivel de la vía.

En los tramos enrocados de los kilómetros 19 y 20 la situación ya es habitual, por lo que los usuarios de esta vía encendieron las alarmas, como una medida preventiva para evitar que en los kilómetros 17 y 18 ocurra la misma situación.

A través del servicio de mensajería de Wasapea a EL HERALDO, varios conductores mostraron su preocupación al ver que la situación podría “extenderse” hasta por más de 5 kilómetros lineales, poniendo en riesgo no solo la ecología del lugar, sino la vida de los usuarios de la vía.

Uno de los lectores reportó que el pasado fin de semana más de 4 kilómetros de la vía, entre los puntos 17 y 21, permaneció mojada por el agua de mar. “Eso hizo que los conductores redujeran la velocidad en esa zona, lo que originó un tráfico lento”, dijo el denunciante.

Un equipo de este medio se trasladó hasta la zona y observó que el asfalto estaba húmedo. Además, que en el kilómetro 18+450 el mar, en algunos momentos, logro salpicar directamente la carretera.

Mientras que a lo largo del kilómetro 19 hasta el 20 el rocío del mar se esparce por toda la calle y alcanza a mojar los vehículos que transitan por ambas calzadas.

 

Vista de una de las lagunas que se formó en el km 17. César Bolívar

Reducción de la playa

En la orilla de la carretera que da hacia el mar, entre los kilómetros 17 y 18, se pudo evidenciar la presencia de restos de desechos y basuras que las olas han ido depositando en lo que queda de la playa que había en la zona, pues el mar y la vía guardan una distancia no mayor a 5 metros, en varios tramos.

Un conductor que transitaba por la vía, sentido Ciénaga-Barranquilla, señaló que en días pasados  la brisa estuvo fuerte y el agua incluso cruzó en esa zona hacia la otra calzada.

“Sabemos que esto es un peligro constante y los espolones son solo un paño de agua tibia. Soy un usuario frecuente de la vía y mi temor es que de un día para otro la vía se socave”, dijo el conductor.

Precisamente en abril de 2018 la erosión costera hizo que el oleaje golpeara sobre un talud, provocando la socavación de más de dos metros de la berma de la carretera, lo que amenazó por varias horas la movilización por esta arteria. El enrocado se había construido para evitar que la falla se siguiera prolongando en esa zona.

A lo largo del kilómetro 17 se observan varias lagunas que ha dejado la crecida de la marea en el lugar. En este punto la distancia entre el mar y la vía no superan los 10 metros.

Unos trabajadores

Durante el tiempo en que el equipo de esta casa editorial realizaba la reportaría del tema llegó un camión y una retroexcavadora de la cual descendieron cuatro hombres portando overoles naranja identificados con un logo de la Ruta del Sol II.

El grupo se acercó hasta el equipo y manifestó que desde la mañana del lunes se encuentran instalando rocas para evitar que el mar erosione “más fuerte” la vía.

Uno de ellos señaló que el lunes en la mañana realizaron un recorrido con sus superiores e identificaron varios tramos de los kilómetros 17 y 18 que se iban a “intervenir” para detener la erosión.

“Ya hemos colocado más de 75 metros de rocas y piedras al final del kilómetro 18. Hoy (ayer) seguiremos colocando más. El mar por estos días ha estado muy fuerte, nos ha dado bastante trabajo”, dijo el trabajador, mientras que dos más del grupo tomaron unas paletas de tránsito y se ubicaron en ambos lados de la vía para informar a los conductores que se estaban realizando unos trabajos en la zona.

Otro de los trabajadores señaló que la semana pasada, durante un recorrido habitual, se detuvieron al final del kilómetro 18 y bajaron hasta la playa, donde alcanzaron a medir 5 metros. “Hoy el agua del mar ya tapó toda la arena. Esto es peligroso”, sentenció.

Otros puntos

A finales de mayo pasado este medio informó sobre la pérdida progresiva de la playa en los kilómetros 20 y 28 en donde el mar dista de la vía entre 15 y 40 metros, respectivamente. Otro de los puntos críticos que se pudo evidenciar es el kilómetro 40 de la vía.

Este medio intento contactar al gerente de proyectos del Magdalena, Fabio Manjarrés, pero indicó que se encontraba en un comité; sin embargo, a través de un mensaje de texto señaló: “En la zona hay una gran amenaza de erosión”.

Las autoridades de Puerto fueron alertadas y de inmediato la Policía hizo presencia en el lugar.

Por este caso, el personero aseguró que había radicado dos denuncias ante la Registraduría con destino al Consejo Nacional Electoral (CNE).

José Duarte, magistrado del tribunal de garantías electorales para el Atlántico, precisó que el proceso en el último día de plazo, no tuvo alteraciones y transcurrió con normalidad en todo el departamento del Atlántico.

Sobre las inscripciones de cédulas en el departamento, la coordinadora regional de la Misión de Observación Electoral (MOE), Elizabeth Maquilón, explicó que el departamento mostró altos índices de zonificación desde que inició el proceso el 27 de octubre de 2018.

“En julio pasado, el Atlántico fue el quinto con más inscripciones en el país, se reportaron un poco más de 117 mil, en solo una semana”, agregó Maquillan.

También dijo que en los puntos habilitados en los centros comerciales se presentaron problemas de conectividad para hacer las inscripciones, debido a que por el alto flujo las administraciones de los centros comerciales enviaban al personal de la Registraduría a los sótanos y esto ocasionó problemas en el trámite que se realiza por vía electrónica.

Por último, destacó el informe presentado por la Procuraduría que planteó que Barranquilla podía tener una trashumancia de 14 mil personas.

“Celebramos que se preocupen por el tema y esperamos que haya resultado prontos frente al tema”.

Antes de culminar la jornada de inscripciones, la Registraduría informó que en el departamento se registraron 259.458 inscritos, de los cuales 145.514 se zonificaron en Barranquilla.

FUENTE: EL HERALDO

Related Articles

Leave a Comment