Home Economía La confianza del consumidor cae 6,7 puntos en el país

La confianza del consumidor cae 6,7 puntos en el país

by Redacción Karoline.info

En índice que mide Fedesarrollo registró en agosto una caída de 15,1 puntos porcentuales en Barranquilla y de 6,7 pps a nivel nacional

La confianza del consumidor en Colombia siguió deteriorándose en agosto de este año y completó cinco meses en terreno negativo. Datos de Fedesarrollo indican que a nivel nacional tuvo una caída de 6,7 puntos porcentuales (pps) y en Barranquilla de 15,1 pps.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) que mide cada mes el centro de pensamiento se mantuvo en terreno negativo en el octavo mes del año con un balance de -11,8% nacional, porcentaje que representa una reducción de 6,7 pps frente al dato del mes anterior.

El indicador también presentó un balance negativo en las cinco ciudades en las que se mide: Bogotá (-14,9%); Medellín (-4,3%); Cali (-10,4%); Barranquilla (-7,9%) y Bucaramanga (-10,3%).

En la capital del Atlántico se registró la mayor reducción frente al mes anterior cuando estaba en 7,2%.

El ICC es un indicador que analiza cinco componentes, los primeros tres hacen referencia a las expectativas de los hogares a un año vista, mientras que los dos restantes hacen alusión a la percepción de los consumidores acerca de la situación económica actual.

De acuerdo con Fedesarrollo la reducción registrada en agosto se explica por la caída en el Índice de Expectativas de los Consumidores que hace referencia a cómo proyectan los hogares sus condiciones económicas.

El Grupo de Investigaciones de Bancolombia señala que este resultado “se alza como una señal de alarma en torno a menores expectativas de fortalecimiento de la actividad económica y mayores probabilidades de desaceleración del consumo privado en los próximos meses”.

En el caso del deterioro de las expectativas de los consumidores frente a sus hogares, los analistas indican que puede estar relacionado con la devaluación de la tasa de cambio y la aceleración de la inflación, lo que conlleva a una sensación de costo de vida que genera para el consumidor.

“Además, la incertidumbre sobre el devenir de la economía global y el anuncio de una disidencia de las FARC de su regreso a las armas, serían factores adicionales que pudieron jugar en contra. En conjunto, creemos que todos estos factores lideraron el deterioro generalizado de las expectativas de los hogares”, precisan los expertos.

Indican que el deterioro de la confianza está acompañado por una baja en la disposición a comprar por parte de los hogares en rubros como bienes durables, vehículos y vivienda, lo que se reflejaría negativamente en la cifras de consumo privado.

Sin embargo, recientemente se presenta una divergencia entre los datos del consumo y la confianza, por lo que los analistas esperan “que el impacto final que podrían tener los últimos reportes de confianza sería moderado en el corto plazo”.

 

FUENTE: EL HERALDO

Related Articles

Leave a Comment