Home Judicial Familia de María José pide pena “más fuerte” para el homicida

Familia de María José pide pena “más fuerte” para el homicida

by Redacción Karoline.info

Randy Chapman Martes reconoció ante un juez para adolescentes que mató a la niña de 6 años en mayo pasado. Le impusieron pena privativa de libertad por 7 años.

Penalmente responsable del delito de feminicidio agravado encontraron a Randy José Chapman Martes, de 16 años, quien aceptó haber matado a puñaladas a la niña María José Ortega Ballestas, de 6 años. El asesinato ocurrió el pasado sábado 18 de mayo y generó el rechazo de los habitantes de Barranquilla y de todo el país.

El domingo 19 de mayo el cadáver de la niña fue encontrado por un caminante en la canalización del arroyo León, en inmediaciones de la urbanización Caribe Verde, localidad Suroccidente de Barranquilla.

El cuerpo estaba tirado en el cauce del arroyo, junto a unas bolsas de basura y cubierto con ramas y desechos. El asesino le había propinado varias puñaladas y le cortó el cuello.

Ese mismo, día en una rápida reacción, la Policía capturó a Randy José Chapman Martes, vecino y allegado a la familia de la niña, y lo señalaron como presunto autor material del asesinato. Posteriormente, a través del testimonio del adolescente, detuvieron a Gimy José Chapman Peñaloza, 45 años, tío de Randy, y lo presentaron como presunto autor intelectual del homicidio.

El pasado 30 de septiembre, cinco meses después del crimen, Randy José Chapman Martes reconoció ante un juez para adolescentes que mató a la niña. El hecho fue clasificado por la Fiscalía como feminicidio agravado y le impusieron una pena privativa de la libertad de 7 años, que debe cumplir en el Centro de Atención Especializado el Oasis, donde se encuentra recluido desde la captura.

Además, el Juzgado Primero Penal del Circuito para Adolescentes ordenó que Randy reciba tratamiento médico para que “prescinda del consumo de sustancias estupefacientes”.

“No es justo que pague tan poco”

Este medio dialogó ayer con la madre de la víctima, Leida Ballestas, de 26 años, que estuvo presente cuando Randy aceptó el asesinato de su hija. Leida consideró injusto que el homicida solo pague siete años de “cárcel”.

“No va a pagar los 7 años.  Es una burla, porque le rebajan por todo y toda la pena la tiene que pasar en el Oasis, de donde en cualquier momento se puede fugar”, afirmó.

Leida se declaró “muy dolida” y “consternada” porque todavía no sabe por qué mataron a su hija, ya que el confesó homicida nunca ha querido revelar la razones y se ha limitado a decir que actuó bajo órdenes de su tío Gimy José Chapman Peñaloza.

Incluso, en cierto momento del proceso, Randy manifestó que en el asesinato de María José había participado otro joven y, posteriormente, se retractó.

Leida afirmó que es “absurdo e injusto” que Randy siga cumpliendo la condena en el Oasis a pesar de que cumpla 18 años. “Eso allá es un paseo. Él tiene que estar en una cárcel de verdad para que pague por lo que le hizo a mi hija”, sentenció.

“Nunca tuve ningún problema con Randy, ni con su tío. No entiendo por qué hicieron eso, es una duda que me atormenta y que la justicia no ha sido capaz de responderme”, se lamentó la madre.

Otro miedo que tienen los familiares de María José es que Randy busque venganza cuando quede libre, pues a través de terceras personas han recibido amenazas e intimidaciones, presuntamente enviadas por el joven asesino desde el Oasis.

Sobre el presunto autor intelectual del feminicidio, Gimy José Chapman Peñaloza, 45 años, se supo que irá a audiencia pública el próximo 21 de octubre.

¿Por una deuda?

Las autoridades han determinado que el feminicidio de la pequeña María José Ortega Ballestas ocurrió la tarde del sábado 18 de mayo, poco después de que desapareció mientras jugaba en la terraza de la casa de la abuela, situada en la carrera 9J No. 98-10, barrio Sourdis.

A través de videos de cámaras de seguridad y testimonios, se determinó que Randy se llevó a la niña, la mató a puñaladas, le cortó el cuello y posteriormente arrojó el cadáver en el cauce del arroyo León.

Al ser aprehendido, el adolescente manifestó que su tío Gimy José Chapman Peñaloza le ofreció 500 mil pesos para que matara a la niña en venganza porque “mi tío le prestó una plata a la abuela de la niña y discutían bastante”.

Con base en el testimonio de Randy, la Fiscalía capturó a Gimy y lo señaló como presunto autor intelectual de la muerte de la pequeña María José Ortega Ballestas.

No obstante, Chapman Peñaloza no aceptó los cargos y sostiene que es inocente, alegando que Randy lo quiere “perjudicar” porque él era el único miembro de la familia que le pedía que dejara la vida criminal que llevaba. Esta versión ha sido apoyada por sus familiares y vecinos; sin embargo, actualmente sigue preso e ira a audiencia pública.

 

FUENTE: EL HERALDO

Related Articles

Leave a Comment