Home Local El diálogo, la clave para enfrentar casos de depresión en los jóvenes

El diálogo, la clave para enfrentar casos de depresión en los jóvenes

by Redacción Karoline.info

La Asociación de Psiquiatría del Atlántico señala que los casos de suicidio en 2017 eran de dos por cada 100.000 habitantes, pero en 2018 esta cifra se duplicó.

“Cuéntanos como estás, estamos para acompañarte”. Esa es la primera frase que puede oír una persona  al llamar a la Línea de la vida (3399999), un contacto diseñado para prevenir y evitar casos de suicidio en Barranquilla y Atlántico.

A través de la llamada un experto acompaña a la persona o familiar, pregunta donde se encuentran y de qué manera puede ser útil para iniciar un proceso de ayuda, con un equipo multidisciplinario, con el fin de lograr el bienestar de la salud mental de la persona afectada.

Hoy, precisamente, es el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, fecha establecida por la Organización Mundial de la Salud, desde 2003, con el objetivo de concientizar sobre esta situación e impulsar desde los gobiernos una agenda pública del tema, priorizado desde la necesidad de su prevención.

El departamento, desde la Asociación de Psiquiatría del Atlántico, tiene previsto una serie de actividades, con el fin de ayudar a erradicar esta situación, dadas las cifras.

De acuerdo con la asociación, las cifras para este fenómeno en Colombia registra un incremento progresivo en la última década, pues se pasó de 4,53 casos en 2009 a 5,93 hechos por cada 100.000 habitantes en 2018.

Los departamentos con mayor incidencia de la situación son: Antioquia, Valle del Cauca, Cundinamarca, Santander y el Atlántico, mientras que las ciudades con el mayor índice son: Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla.

“Las cifras van en aumento. En 2017 el departamento registró 2 casos por 100.000 habitantes y en 2018, la cifra se duplicó a 4. Es evidente que una situación grave en salud pública. Municipios como Palmar de Varela (5 casos), Ponedera (2), Galapa (4), Puerto Colombia (2) y Soledad (18), han mostraron un incremento de los casos en 2018”, asegura Astrid Arrieta Molinares, psiquiatra y presidenta de la Asociación de Psiquiatría del Atlántico.

Según la psiquiatra la conducta suicida puede estar relacionada con varios factores, como lo es el genético, psicológico, social y cultural, acompañados de experiencias de traumas y pérdidas que derivan en la depresión.

“La prevención se da preguntando. Si alguien logra percibir en alguna persona características como tristeza, apatía, falta de voluntad y cansancio pregúntele ¿has pensado en querer quitarte la vida? Eso de entrada es una gran ayuda iniciar el proceso de ayuda. Prevenir es preguntar”, dice la psiquiatra Arrieta.

Otra de las alarmas encendidas por la asociación es que la depresión está bajando en edad; es decir, son cada vez más los niños y jóvenes que padecen esta enfermedad.

“Los niños se deprimen y hoy con más razón en medio de una sociedad agresiva. Los padres le están dando a los hijos unas herramientas emocionales que no son las adecuadas. Les dan estudios, alimentación, etc, pero no le dan tiempo”, apunta Arrieta.

Familias fuertes

El secretario de Salud Departamental, Armando De la Hoz, señala que en lo que va de año han identificado 512 casos de intentos de suicidios en Atlántico, donde el 61% de los casos se presenta en personas de 12 a 28 años.

“Hemos intensificado el trabajo en los grupos familiares y escolar con el programa “familias fuertes”, donde damos herramientas para que se pueda identificar a una persona que podría estar pasando por un mal momento”, explica De la Hoz.

Un factor importante que se está atacando, dice el secretario, está enfocado a las redes sociales. “Estas han sido determinantes para identificar los casos, sumado a las carencias afectivas, procesos depresivos y violencia intrafamiliar”, detalla el secretario.

Para Jair Vega, sociólogo y docente de la Universidad del Norte, el suicidio ha sido un tema recurrente en el análisis sociológico, desde finales del siglo 19, cuando el especialista francés Émile Durkheim demostró en un análisis empírico que este fenómeno no es un asunto producto de determinantes individuales, sino que tiene que ver también con fenómenos sociales como la religión, clase social, educación, edad, coyunturas y posibilidades económicas, entre muchos otros.

“La sociedad le da muy poca importancia a todos los elementos asociados a la salud mental de la población. Debemos avanzar para que haya un mayor conocimiento de los fenómenos sociales que pueden potenciar actitudes suicidas, conocimiento de los síntomas y signos de alerta, conciencia sobre la importancia de atención adecuada y accesible para poblaciones con mayor riesgo, desestigmatización de la atención y la consulta con sicólogos o siquiatras”, manifiesta el especialista.

Vega destaca, además, que se debe dar “un enfoque adecuado” al manejo de la información sobre el suicidio y en general sobre salud mental desde los medios de comunicación.

Le puede interesar: OMS alerta por cifra de suicidios en el mundo: unos 800.000 por año

Cifras mundiales

En un informe publicado ayer, la OMS afirma que, entre 2010 y 2016, en la región de las Américas, que ha registrado un alza del 6% de la tasa de suicidios, los países con mayor índice son: Guyana, Surinam, Uruguay, Estados Unidos y El Salvador. En algunos casos, el fácil acceso a las armas es un factor determinante.

La gran mayoría de los suicidios ocurren en países con ingresos bajos y medios, pero las naciones donde son altos tienen la tasa más elevada (11,5 cada 100.000 habitantes).

FUENTE: EL HERALDO

Related Articles

Leave a Comment