Home Judicial El ‘Clan de los Rojas’ y el asesinato de un magistrado

El ‘Clan de los Rojas’ y el asesinato de un magistrado

by Redacción Karoline.info

Justicia y Paz excluyó esta semana al exparamilitar Rigoberto Rojas. EL HERALDO reconstruye el homicidio de Enrique Camilo Noguera el cual, según este ‘clan’, fue ordenado por un empresario.

El ‘Clan de Los Rojas’, grupo familiar liderado por el fallecido Adán Rojas Ospino y sus hijos Adán, José Gregorio, Camilo y Rigoberto Rojas Mendoza es definido por las autoridades como una organización que ha estado toda su vida en guerra.

Rojas Ospino, conocido como ‘el Viejo’, murió en febrero de este año a causa de problemas renales. Según los registros que se encuentran en las oficinas de la Ley de Justicia y Paz, este emprendió el camino de las armas en 1956 a la edad de 12 años cuando presenció la muerte de su padre en Chapinero, Huila presuntamente a manos de guerrilleros de Pedro Antonio Marín, alias ‘Tirofijo’. A raíz de la muerte de su progenitor, Adán Rojas Ospino integró por 6 años un grupo de 600 hombres en el sur del Tolima que combatían a las guerrillas de esa zona.

Inicio del Clan

Cansado de ‘combatir’, ‘el Viejo’ siguió los pasos de su madre, que junto a miles de familias del interior del país se trasladaron hasta la Sierra Nevada de Santa Marta en busca de nuevas oportunidades. Allá vivió en relativa paz en el pueblo de Palmor. Según su propio relato trabajaba la tierra junto a sus hijos. Sin embargo, la guerra volvió a tocar su puerta. En los años 70, una cuadrilla de las Farc se tomó el pueblo. Rojas armó junto a sus hijos y sobrinos uno de los grupos de autodefensas más antiguos de la Sierra. Durante años se libraron masacres y cruentos combates por el control de cultivos de coca en la Sierra contra la estructura paramilitar de Hernán Giraldo Serna, alias ‘el Patrón’.

El ‘Clan de los Rojas’ fue autónomo hasta finales de los 90, cuando se unieron a las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, creadas por los hermanos Fidel, Carlos y Vicente Castaño y dirigidas en el Bloque Norte por Salvatore Mancuso y Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40.

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía bajo la ley de Justicia y Paz, durante su militancia en las AUC, ‘Los Rojas’ fortalecieron sus conocimientos en combate, en su supuesta lucha contra la guerrilla asesinaron a decenas de militantes de la Unión Patriótica, sindicalistas de empresas palmicultoras y bananeras en Ciénaga, Fundación y Santa Marta. Tuvieron apoyo de ganaderos, políticos, narcotraficantes y militares del Magdalena.

Fuerzas especiales

Durante su estancia en las AUC los Rojas hicieron parte del grupo de asesinos de elite escogidos por Vicente Castaño para posicionarse en el Magdalena, específicamente en la Sierra Nevada de Santa Marta.

A finales de 1997 el grupo especial estaba integrado por ‘Los Rojas’ y un grupo de paramilitares traídos del Urabá Antioqueño, que liderados por John Everth Veloza García, alias H.H, tenían como objetivo de posicionar el grupo a punta de asesinatos, extorsiones, expropiaciones de tierras y semovientes a supuestos enemigos de la causa paramilitar.

 

El primer crimen

De acuerdo con las versiones libres dadas por postulados a la Ley de Justicia y Paz, el primer asesinato hecho por este grupo de elite ocurrió el 27 de febrero de 1998 en cercanías de El Retén, Magdalena.

Según los reportes de prensa de la época, el empresario Juan Noguera Aarón y sus escoltas Demetrio Ramos y Ángel Aráujo iban a bordo de un campero cerca de las fincas Panorama y Tierra Alta, ubicadas a cinco minutos del municipio de El Retén cuando fueron interceptados por varias personas armadas que dispararon contra el vehículo y una vez comprobaron que los ocupantes quedaron sin vida se dieron a la fuga.

Las autoridades establecieron que Juan Noguera Aarón era hermano del entonces magistrado del Consejo Superior de la Judicatura del Magdalena, Enrique Camilo Noguera Aarón, quien hasta el día de su muerte ‘presionó’ a las autoridades para que se diera con la captura de los supuestos autores materiales e intelectuales del crimen de su hermano.

La supuesta mano del empresario

Según la investigación de las autoridades de la época, el crimen fue atribuido como autor intelectual al empresario Alfonso Macías, a quien en marzo de est año el magistrado de la Sala Penal de Justicia y Paz, Gustavo Roa Avendaño, en sentencia contra el Frente José Pablo Díaz. le compulsó copias a la Fiscalía para que lo investigara junto a otras 7 personas y a su empresa Palmeras de la Costa por supuesta financiación de grupos paramilitares en el Atlántico y Magdalena.

“Por aquel tiempo hubo la muerte del señor ‘Juancho’ ( Juan Noguera Aarón) que era hermano del magistrado, a este mandaron asesinarlo con un comandante, alias 09 o Esteban, sus asesinos tuvieron por parte del gobierno orden de captura. El magistrado noguera Aarón era quien acosaba esos proceso para que estos señores fueran capturados, tan es así que al señor Alfonso Macías le dictaron órdenes de captura pero ellos con su prudencia lograron evadir por un tiempo dicha orden, y de allí depende la muerte del señor magistrado”, confesó en versión libre por Ley de Justicia y paz, Adán Rojas Mendoza, uno de los hijos del ‘viejo Adán’, integrante de la fuerza especial que creó Vicente Castaño para la época.

“El magistrado se la mantenía acosando para que estas personas fueran encarceladas, ellos eran los directivos de Palmeras de la Costa, empresa que colaboraba directamente con las AUC y que en 2003 durante mi comandancia en la Urbana aportaron dinero en dólares a las finanzas de estos grupos”, puntualizó.

Muerte del magistrado

Según los registros de la investigación de la Fiscalía entregada al magistrado José Haxel De la Pava, quien la semana pasada terminó de leer la macrosentencia del Frente Resistencia Tayrona de Hernán Giraldo, el crimen del magistrado Enrique Camilo Noguera Aarón ocurrió el 22 de octubre del año 2003 a las 8 de la mañana cuando salió del corregimiento de Taganga, donde residía, a bordo de una camioneta Hilux, color gris de placas BLZ-756, conducida por Rafael Pérez Atencia, con destino a la Universidad Sergio Arboleda de Santa Marta, donde iba a dictar su cátedra de derecho civil.

“Al pasar por el sitio conocido como el Mirador de Taganga, fueron interceptados por un taxi donde se movilizaban varios sujetos armados, quienes luego de obligarlos a detener la marcha, procedieron a causarles múltiples heridas con arma de fuego que les quitaron la vida de manera inmediata”, se lee en el informe de la Fiscalía.

De acuerdo con la confesión de ‘El Negro Adán’ el crimen tuvo una remuneración económica para sus perpetradores y fue materializado por su hermano José Gregorio Rojas Mendoza, alias Goyo. “La orden fue dada a Goyo por alias Felipe (jefe logístico de las AUC) y el hecho fue ejecutado por integrantes del frente Resistencia Tayrona que se encontraban a mi mando como comandante de ‘La Urbana’. En este hecho participó un taxista de nombre Jaime Luis que a los dos días fue desaparecido por la organización para no dejar evidencia sobre la comisión del hecho”, declaró Adán Junior.

Otros exparamilitares señalaron a investigadores de la Fiscalía adscritos a la unidad de Justicia y Paz que la muerte del exmagistrado Noguera Aarón se trató de una retaliación. “No tenemos conocimiento de que la muerte del hermano del magistrado haya sido ordenada por Alfonso Macías, pero a raíz de que le ordenaron captura por presión del magistrado, este decidió pagar por su muerte”, indican los testimonios.

Al pasar por el sitio conocido como el Mirador de Taganga, fueron interceptados por un taxi donde se movilizaban varios sujetos armados

‘El Escorpión’, fuera de Justicia y Paz

El magistrado de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Barranquilla, José Axel De La Pava, resolvió expulsar de la Ley de justicia y Paz y sus beneficios al exparamilitar Rigoberto Rojas Mendoza, alias ‘El Escorpión, tras su presunta particip’ación en el secuestro de la empresaria Melissa Martínez García, nieta del Nobel de literatura Gabriel García Marquez. Martínez fue rescatada el 17 de diciembre de 2018 en un fuerte operativo liderado por el Gaula Militar y Policía, en un lugar inhóspito cerca de Palmor, en la Sierra Nevada de Santa Marta.

La decisión fue remitida a la Corte Suprema de Justicia, que tiene pendiente resolver apelación que fue interpuesta de inmediato por el apoderado del exparamilitar expulsado.‘El Escorpión’ fue uno de los 60 hombres entrenados a finales de los años 80 por Yair Klein, mercenario israelí experto en combate militar de elite. Los hombres de elite de Klein recibieron entrenamiento en técnicas de asalto, defensa y manejo de armamento. ‘El Escorpión’ se especializó en desaparecer personas sin dejar rastro. Estos 60 hombres recibían orden directa de Fidel Castaño, que según las investigaciones veía en él una ‘maquina’ a la hora de asesinar con cuchillo.

14 cuerpos en fosas 

En 2018, miembros de la Dijín de la Policía y funcionarios de la Fiscalía realizaron dos diligencias en los municipios de El Copey, Aguachica y La Paz (Cesar). En la primera diligencia en la vereda San Francisco, en El Copey, estribaciones de la Sierra  Nevada, se encontraron 14 cuerpos en una fosa común. Según la autoridades el predio donde se hallaron los cuerpos pertenece a Palmeras de la Costa S.A, cuyo socio es Alfonso Macías. La otra diligencia adelantada del 14 al 22 de marzo de 2018 en zonas apartadas de estos municipios se encontraron en diferentes sitios nueve cuerpos al parecer de campesinos que fueron tildados por las AUC como auxiliadores de la guerrila. Estos fueron identificados como Héctor Naún Rincón, Enilda Ramos Escobar, Adolfo Leyes Brochel, Marlo Peña Moreno, Uriel Navarro Tellez, Marlon Moreno Martínez, Juan Daza Oñate, Claudia Torres Gregory y Dianis Arrieta Angulo.

FUENTE: EL HERALDO

Related Articles

Leave a Comment