Home Economía Debate sobre el fracking divide opiniones en el país

Debate sobre el fracking divide opiniones en el país

by Redacción Karoline.info

La ministra de Minas dice que está en juego la seguridad energética de Colombia y que se tendría que comenzar a importar gas en 5 años.

La decisión del Consejo de Estado de mantener las medidas cautelares sobre la reglamentación del fracking en Colombia ha generado opiniones divididas entre quienes están a favor y en contra de la técnica usada para exploración y producción de yacimientos no convencionales.

La ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, dijo que se trata de una medida temporal y que está en riesgo la seguridad energética de Colombia. Gremios y empresarios del sector también expresaron su preocupación.

“Mi labor es la de garantizar la seguridad energética del país, si fuera un tema político sería fácil dejárselo al próximo Gobierno, por eso es que con responsabilidad, hemos enfrentado este debate, pues es una decisión trascendental para Colombia”, indicó la ministra Suárez.

Aclaró que la decisión del Consejo de Estado se refiere a la explotación comercial de los yacimientos no convencionales y que la medida cautelar se interpuso en noviembre de 2018, mientras que la Comisión de Expertos, convocada a través de organismos multilaterales, que recomendó los proyectos piloto entregó sus conclusiones en abril de 2019.

Precisó que la medida cautelar es temporal hasta que se tome una decisión de fondo y que se limita a la explotación comercial.

Indicó que las reservas de gas del país llegan a unos 9,8 años, pero debido a que las fuentes del combustible se encuentran segmentadas se prevé que entre el 2023 y el 2025 se tendría que comenzar a importar gas.

“Estamos trabajando en el plan de abastecimiento de gas, pero este gas tendrá que ser importado hasta que tengamos una definición, porque algo que deben saber los colombianos es que desde que el momento en que se toma la decisión hasta que el gas llegue a sus casas, pueden pasar cinco o nueve años, de allí la urgencia”, agregó.

En cuanto al impacto económico de no contar con reservas de hidrocarburos, la ministra sostuvo que se tendrá que importar el gas ya sea de Venezuela o de Estados Unidos, con un mayor precio.

“Hay un efecto macroeconómico pues producto del petróleo y gas el país recibe un montón de  dólares y si estos no entran, tendrán que usarse los del café o las flores para comprar gasolina, diésel o gas, la diferencia es que el dólar no estará a $3.400 sino a $5.000”, señaló.

Suárez dijo que también se dejarían de recibir regalías y hasta 15% menos de ingresos en el Presupuesto General de la Nación.

Por otro lado, el integrante de la Alianza Colombia Libre de Fracking Carlos Andrés Santiago dijo que celebran la decisión del Consejo de Estado la cual fue producto de una valoración objetiva de los riesgos e impactos que la técnica. “Privilegió los derechos de las comunidades que podrían ser afectadas por los proyectos pilotos y aplicó el principio de precaución”, agregó.

FUENTE: EL HERALDO

Related Articles

Leave a Comment