Home Local Barranquilla, seguridad fallida

Barranquilla, seguridad fallida

by Redacción Karoline.info

¡Señor Alcalde y Comandante, exigimos seguridad y tranquilidad!

El concepto de Estado fallido es emitido por expertos y analistas políticos para describir un Estado soberano que, se considera, ha fallado en la garantía de servicios básicos. Con el fin de hacer mayor precisión, el centro de estudio Fund for Peace, ha propuesto los siguientes parámetros: ​Pérdida de control físico del territorio, o del monopolio en el uso legítimo de la fuerza, degradación de la autoridad legítima en la toma de decisiones, poco control sobre su territorio, presenta altos niveles de corrupción y de criminalidad, victimas y desplazados, así como una marcada desigualdad económica.

En un sentido amplio, el término se usa para describir un Estado o ciudad, que se ha hecho ineficaz, teniendo sólo un control nominal sobre su territorio, en el sentido de tener grupos armados (e incluso desarmados) desafiando directamente la autoridad del Estado, no poder hacer cumplir sus leyes debido a las altas tasas de criminalidad, a la corrupción extrema, a un extenso mercado informal, a una burocracia impenetrable, y una ineficacia judicial.

Este concepto es un símil del contexto de la seguridad en nuestra ciudad, donde no se tiene control por parte de las autoridades civiles , policivas y militares; por consiguiente, no hay estrategias y políticas para garantizar la seguridad y tranquilidad a los ciudadanos que cada día siente miedo , preocupación y riesgo de su integridad, por la ola de atracos, pandillas, microtrafico , robos, homicidios, asaltos, fleteos y con novedades jamás ocurridos en materia de seguridad ciudadana, tales como; secuestros, atracos a buses vehículos, casas de piques, encuentro de cadáveres en fosas comunes, personas desaparecidas y rapto a mujeres.

Por otro lado, la debilidad de nuestro código penal a los judicializados por la policía y puesto en libertad por las jueces, debido a la aplicación de normas legales por vencimiento de términos y capturas ilegales, en delitos de graves como: homicidios, maltrato a mujeres, delitos contra la libertad, integridad y formación sexuales: violación a los derechos de niños y niñas, entre otros. Situación que amerita una reforma al código penal, a iniciativa de nuestros congresistas.

En días pasados solicite de manera respetuosa y de manera pública desde una carta abierta al alcalde y al comandante metropolitano, explicación de manera detalla y con altura, “los hechos graves de inseguridad ocurridos, que cada día se agravan y preocupan a la ciudadanía”, donde se puede cuestionar, que los planes y estrategias de seguridad están en vía de fracaso, aun reconociendo la labor ardua e incondicional de la mayoría de los miembros de la institución, con la excepción de la agentes de la institución inmersos en corrupción, violación a derechos humanos y de agentes de tránsito que cada día se han entregado a la persecución de conductores, aplicando comparendo de manera indiscriminada y abusiva; por otro lado, a la aplicación del código de la policía en tienda y estaderos, por ende, descuidando la labor constitucional de regular la movilidad, educación, cultura y prevención de accidentalidad y garantizar la seguridad.

Insisto en proponer la revisión de los planes y estrategias de seguridad en nuestra ciudad y su área metropolitana, ya que sus resultados no son los mejores, que permita otro modelo o mejorarlo. Por otro lado, enfrentar la deuda social de los últimos gobernantes, en mejorar los indicadores de pobreza y miseria, que solo se ha trabajado con el componente de la infraestructura, pero es necesario políticas publicas serias y comprometidas para solucionar el desempleo, el abandono, crecimiento de pandillas de los sures, mala calidad de la prestación del servicio de salud, falta de atención a la educación universitaria, políticas públicas en deporte y cultura que permita equilibrar la desigualdad social que se palpa en nuestra ciudad, tal como los demuestra los indicadores de necesidades básicas insatisfechas(NBI).

Related Articles

Leave a Comment