Home Economía Aida Merlano: ¿Villana o víctima?

Aida Merlano: ¿Villana o víctima?

by Redacción Karoline.info

La fuga de la ex congresista del Atlántico ha generado duros cuestionamientos en contra del Inpec y las autoridades. Familiares, líderes de barrio y allegados cuentan quién es y cómo llegó a la política.

La carrera política de Aida Merlano Rebolledo se desplomó como un castillo de naipes tras dos hechos que han causado revuelo en el país: el operativo en Casa Blanca el 11 de marzo de 2018 por compra de votos y la fuga protagonizada el pasado primero de octubre, luego de deslizarse por una cuerda desde el tercer piso de la clínica La Sabana en Bogotá, donde funciona un consultorio odontológico.

Merlano Rebolledo llegó a convertirse en una poderosa fuerza política dentro del conservatismo tras conquistar la más alta votación para la Asamblea del Atlántico en 2011 con 39.347 apoyos y una envidiable votación al Senado  en 2018 cuando cautivó 67.178 electores. Esta curul no alcanzó a ocuparla.

El nombre de la excongresista, de 43 años, es tal vez el más mencionado en la última semana, pero también el que menos quieren escuchar líderes de barrio, políticos y hasta algunos amigos que ahora niegan cualquier vínculo con la excongresista, al punto de que varios de ellos han borrado de sus redes sociales cualquier señal que los vincule con la entonces líder política.

Pero ¿quién es la mujer que para algunos es una villana, que representa la corrupción electoral del país, y para otros es una víctima del poder del mundo político?

La líder de la cuadra

Todo empezó en un barrio del suroccidente de Barranquilla. La calle 45H con carrera 4, en Buenos Aires, fue testigo de los primeros pasos de Aida Merlano en la política.

Emperatriz Ahumada, quien la cuidó durante muchos años, recordó que desde muy pequeña Merlano mostró su capacidad de liderazgo, fácil expresión oral y disposición de ayudar a los demás.

Comenzó liderando actividades recreativas y organizando fiestas para financiar la compra de los regalos que serían repartidos en Navidad a los niños de su cuadra.

“Ella era muy creativa. Se inventaba muchas cosas para conseguir recursos para que los pelaos del barrio tuvieran juguetes en Navidad”, afirmó Emperatriz.

Según su relato, Merlano terminaba convenciendo a los vecinos de participar masivamente en las actividades, que fueron muy populares en su momento y copiadas por líderes de otras cuadras de Buenos Aires. Para esa época Aida Merlano ya contaba con 14 años de edad.

Su dinamismo, popularidad y personalidad hicieron que su padre, Domingo Merlano, viera en ella una líder innata para continuar su legado político. Domingo, desde muy joven, había estado vinculado a varios caciques políticos del departamento, entre ellos Fuad Char Abdala, José Name Terán y Roberto Gerlein.

“El gusanito de la política le picó desde muy temprano. Su papá y su mamá tuvieron mucho que ver en eso”, expresó Emperatriz cuando se le preguntó por los primeros pasos de Merlano en la política.

El camino a la política

La misma Aida contó en una entrevista que concedió a EL HERALDO, el 5 de octubre de 2015, que su carrera política había comenzado a la edad de 15 años, siempre con la Casa Gerlein. “Mis padres son netamente políticos, y desde esa edad estoy activa en este terreno”, contó en su momento Merlano.

Siendo apenas estudiante en el colegio Rafael Borelly se convirtió en una fiel y apasionada seguidora del senador Roberto Gerlein y de “las ideas que él promovía a favor de la familia, los principios y los valores”. “Yo me identifico mucho con él, siempre ha sido mi inspiración, mi ejemplo y mi modelo”, dijo en ese momento.

Cuando tenía unos 18 años sus padres decidieron cambiar de residencia. Llegaron a vivir a la Ciudadela 20 de Julio. Para ese momento ya “la respetaban y seguían” en casi todas los barrios aledaños.

Su pasión por la política la llevó a convertirse en la coordinadora electoral de Gerlein en el sur de Barranquilla que, según ella, conocía como la palma de su mano, y más adelante en la ‘niña mimada’ de los hermanos Roberto y Julio Gerlein por su efectividad a la hora de cristalizar los apoyos en votos.

En ese momento conoció a José Manzaneda, con quien empezó una relación y terminó casándose a los 19 años. Su actividad política continuaba y cada día se hacía más popular entre los muchachos y los líderes de barrio, según contó Emperatriz Ahumada. Ahora vivía en La Unión.

Un año después nació Karolyne Manzaneda Merlano, su hija mayor, que en enero pasado se cambió su nombre por Aida Victoria Merlano Manzaneda. Hoy, esta joven afronta serios problemas judiciales tras la fuga de su mamá. Está detenida y enfrenta cargos por uso de menor para cometer delito y fuga de presos.

Merlano y Manzaneda tuvieron un segundo hijo, Esteban, quien está próximo a cumplir 18 años.

Varios años después, tras haberse separado de Manzaneda, Merlano Rebolledo contrajo matrimonio civil con el actual concejal Carlos Rojano, también conservador gerleinista –el más votado al Concejo en 2011 con más de 15 mil votos–. Aunque se separó de Rojano, siguieron haciendo política juntos, al punto de que en 2014 él fue su jefe de campaña a la Cámara de Representantes.

Emperatriz Ahumada contó que el matrimonio con Rojano no fue bien visto por la madre de Merlano, Aidé Rebolledo. De hecho, ella no asistió a la ceremonia realizada en un salón de eventos ubicado en el norte de Barranquilla.

Uno de sus vecinos relató que en ese momento la relación entre la madre y la hija se resintió. “Ellas se distanciaron un poco tras ese matrimonio. Es que mucha gente decía que él se había casado por interés  político”.

La fuerza política

En la pasada campaña política a la Gobernación del Atlántico, Merlano vivió uno de los momentos álgidos de su carrera política. Se le responsabilizó de sabotear actos proselitistas de Eduardo Verano, candidato por el Partido Liberal, enviando caravanas de ciclistas a un acto similar al del aspirante ‘rojo’.

Merlano lo negó, diciendo que estaba en todo su derecho a hacer propaganda por sus candidatos.

“Yo me atrevo a recomendar candidatos, la gente confía en mí”, fue el argumento que esgrimió cuando se le preguntó por lo ocurrido. En esa campaña, en contravía con los lineamientos del partido, Merlano decidió apoyar la aspiración de Alfredo Varela. Ella dijo en ese entonces que Varela marcaba bajito en las encuestas y que se disparó “a raíz de mi respaldo”.

“Los candidatos que yo apoyo obtienen votaciones arrolladoras, pero es por el cariño y la aceptación de la gente hacia mí”, dijo.

“No creían que ella fuera capaz de lograr mayoría de votos, respaldo de fuerzas políticas y apoyo de líderes”.

“Superó a sus maestros”

“Ella decía que quería ser grande. Se trazó metas, dijo que sería diputada, luego congresista y que finalmente quería llegar al Senado y estuvo a punto de lograrlo. No la creían capaz, pero superó a sus maestros”. De esa manera habla Wendy Herrera, amiga  y compañera de trabajo político de Aida Merlano, a quien dice que conoció “en el mejor momento de su carrera política”, en 2008.

Otra persona de confianza de la excongresista, que prefirió no revelar su identidad, dijo que los políticos que la apoyaban no creían que ella sería capaz de lograr lo que finalmente logró: mayoría de votos, respaldos de grandes fuerzas políticas y el apoyo de líderes sociales que le daban su espaldarazo. Coinciden en que por esos detalles ella pagó un precio muy alto: la pérdida de investidura “y lo más grave, su libertad”.

“El problema empezó porque no la querían en el Senado. Ella decía: Si no me creen competente, me voy sola. Fue el hermano de Roberto Gerlein, el que la apoyó”, cuenta una de sus compañeras de campaña.

Su carácter y seguridad “eran tan contundentes” que visualizó el camino al Senado de la República, al que no pudo llegar, según fuentes cercanas, porque era un camino que “sus detractores no le iban a permitir”.

“El carisma que a ella le sobraba, le faltaba a sus contendores de la clase política. De una manera despectiva le decían la mochilera, no soportaban que una mujer que venía de abajo pudiera superar tantos obstáculos y conseguir tantos triunfos. eso, sin hablar de su belleza”.

En el Buen Pastor

A su llegada a la cárcel el Buen Pastor en Bogotá, en la que fue recluida en abril de 2018 señalada por delitos electores –por los cuales fue condenada a 15 años de cárcel– presentó indicios de una depresión severa. Incluso, se llegó a informar en un par de ocasiones que había intentado suicidarse.

La primera versión que corrió como fuego por el país se registró en septiembre de 2018. En ese entonces, su abogado Silvio Sanmartín presentó un dictamen de Medicina Legal en el que constaría el intento de quitarse la vida con pastillas. Asimismo, aportó documentos que evidenciarían supuestos problemas psiquiátricos.

A finales de febrero pasado, nuevamente su defensa solicitó libertad condicional por lo que, al parecer, era “una crisis moderada de su enfermedad mental, con componentes ansiosos, depresivos e hipomaníacos, que representaban un potencial riesgo suicida”.

En marzo pasado se conoció que Merlano había sido recluida en la clínica Santa Clara de Bogotá. Según mencionaron algunos medios del interior del país, su remisión obedeció a un intento de suicidio con pastillas y lesiones en los brazos.

Las versiones sobre su depresión fueron respaldadas por amigas cercanas a Merlano, que pudieron tener contacto con ella en el centro carcelario y que notaron a una Aida “distinta, cabizbaja, desconcertada y decepcionada”.

“Ella cambió su forma de ser, entró en una crisis de depresión. Decía que le preocupaba su hijo de 17 años; él, a su vez, también se deprimió: La luz de los ojos de Aida son sus hijos”, dijo Wendy Herrera, su amiga.

En una conversación con ella, la excongresista le dijo que “no era justo” lo que le estaba ocurriendo, que no entendía por qué la perseguían, “si finalmente todos los políticos gastaban grandes sumas de dinero para hacer sus campañas”.

Karine Vergara trabajó con Aida y en la actualidad las une, además de una  amistad, un lazo familiar. Ella asegura que aún cuando a Merlano se le veía rodeada  de mucha gente, al final del día estaba sola en la intimidad de su casa. “A lo mejor haciendo una de las cosas que más disfrutaba: una buena comida y bailar”.

“La última vez que la vi, estaba muy deprimida y me dijo que la habían usado, que le habían dañado su dignidad y la habían acabado”, dijo.

Hoy Aida Merlano, la mujer cuyo apoyo electoral cualquier político deseaba para sí hace apenas un par de años, se encuentra en el peor de los mundos: la esperan una condena a 15 años por delitos electorales y una orden de captura en 154 países.

Los hechos que llevaron a la cárcel a Aida Merlano

Incautan armas y $261 millones. El 11 de marzo de 2018 las autoridades realizaron un allanamiento en la sede política de Aida Merlano, al finalizar las elecciones legislativas. Encontraron en su comando político $261 millones en efectivo, armas de fuego y certificados electorales de votantes, tras la denominada ‘Operación Casa Blanca’.

Lavado de activos. El 14 de marzo de 2018, el fiscal general Néstor Humberto Martínez reveló que se estaba investigando si en el caso de la presunta multimillonaria compra de votos en la sede de  Merlano, Hubo también lavado de activos.

Suspensión por tres meses. En esa misma fecha (14 de marzo) el procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, ordenó la apertura de investigación disciplinaria y suspensión provisional, por tres meses, de la representante a la Cámara y senadora electa, Aida Merlano, por la presunta compra de votos y fraude electoral.

Pérdida de investidura. El 16 de marzo de 2018 el procurador general de la Nación, Fernando Carrillo anunció la presentación ante el Consejo de Estado de una demanda de pérdida de investidura de Aida Merlano, investigada disciplinaria y penalmente por conductas relacionadas con compra de votos y fraude electoral.

Expediente en la Corte. El 17 de marzo el proceso de Merlano, por supuesta compra de votos, fue enviado al despacho del magistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia Francisco Acuña.

Decomisan sede política y congelan cuentas. El 23 de marzo de 2018 el fiscal general, Néstor Martínez, señaló que habían decomisado la llamada ‘Casa Blanca’, la sede política de Merlano y le congelaron 12 cuentas corrientes.

Emiten orden de captura. El 6 de abril la Corte suprema de Justicia emitió una orden de captura en contra de la senadora Aida Merlano y contra varias personas relacionadas con la campaña.

Se entrega a las autoridades. El 9 de abril en medio de la investigación por la presunta compra de votos en los comicios electorales del 11 de marzo Merlano se entregó a las autoridades.

A la cárcel Buen Pastor. La suspendida congresista fue enviada el 19 de abril de 2018 al centro carcelario para mujeres El Buen Pastor de Bogotá, tras decisión adoptada por la Sala de Instrucción 3 de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia.

Aida Merlano Rebolledo.

Fachada de la denominada ‘Casa Blanca’.

Aida Merlano Rebolledo, excongresista y hoy prófuga de la justicia.

Su segundo hogar en Buenos Aires. En esta casa, Aida compartía con Emperatriz, a quien reconocía como su segunda madre. Aquí jugaba con amigos.

Donde cursó bachillerato. En el colegio Metropolitano, ubicado en el barrio La Victoria, la excongresista también cursó varios años de estudio.

Merlano cuando fue reseñada para el ingreso a la cárcel y en la segunda fotografía hace parte de su campaña.

La excongresista durante su campaña.

 

Los hijos de Merlano. Aida Victoria Merlano Manzaneda (antes Karolyne Manzaneda) y Esteban Manzaneda, en una foto familiar.

Merlano junto a sus dos hijos durante un viaje.

Rodeada de sus hijos, con quienes compartía momentos como viajes al exterior.

Compartiendo con líderes comunales y seguidores en una de sus campañas políticas.

Aida Merlano con su hijo menor.

En su infancia, durante una fiesta de cumpleaños de una vecina del barrio donde nació.

Última campaña. Vestida con el color insignia de su campaña al Senado, Merlano aparece en un encuentro con sus seguidores.

En la Asamblea Departamental. En 2011 logró posicionarse como diputada del Atlántico con la más alta votación. Obtuvo 39.347 apoyos.

Momentos en donde las autoridades hallanaban una de las viviendas utilizada para compra de votos.

 

 

 

next

FUENTE EL HERALDO

Related Articles

Leave a Comment